Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on ene 9, 2012 in Psicología y Organización | 2 comments

12 características que un BUEN jefe debe tener

12 características que un BUEN jefe debe tener

Un buen jefe es aquel que lleva a su equipo a lograr las tareas con eficacia y eficiencia, haciendo uso adecuado de los recursos disponibles y sin desperdiciarlos, sabe dónde y cuándo puede contar con su capital humano y conoce las características de cada uno de ellos y, por supuesto, logra que le respete sin que le teman.

1. Liderazgo

Un jefe no siempre es líder, ni un líder siempre es jefe. Un líder logra que las personas le sigan por su carisma y habilidades, un no líder logra que las personas hagan cosas a su favor por temor, un buen jefe será líder y querido por su gente, un no lider será temido y esa gente, en algún momento, podría “jugarle chueco”.

2.Inteligencia Emocional

Es decir que conozca y pueda hablar de sus debilidades, que pueda controlar sus impulsos, que motive a sus empleados y esté motivado para lograr objetivos, que pueda “ponerse en los zapatos de otros” y que pueda construir relaciones satisfactorias a su alrededor.

3. Buen uso del feedback.

A cuántos nos ha tocado un jefe que, por algún error mínimo, se dedica a gritarnos frente a nuestros compañeros mientras nosotros pensamos “Pinche Wey” “trágame tierra” o al revés, un jefe que por más errores y faltas que se cometan no llama la atención y permite que la oficina a su cargo se vuelva un verdadero circo.

Es importante que el jefe sepa el momento adecuado para compartir las observaciones que tiene sobre el trabajo, desempeño o conductas del personal a su cargo, es importante que sea crítico y objetivo buscando la mejora y el crecimiento de la persona y no simplemente la descripción de sus fallas.

Del mismo modo es importante que sepa recibir el feedback.

4. Expectativas realistas.

“Quiero esos 20 cronogramas (que te dejé hace 3 horas) en 20 minutos sobre mi escritorio!!” les suena familiar? un buen jefe conoce las capacidades, necesidades y equipo con el que cuentan sus trabajadores, no tiene expectativas irreales sobre la rapidez de ejecución, ni sobre las respuestas de los clientes, incluso, sobre la capacidad de la red informática de la organización para transferir datos.

5. Conoce a su personal.

Sabe qué capacidades tiene cada una de las personas que colaboran con él, el puesto en el que pueden llevar a cabo las funciones correctamente y su forma de trabajar de modo que le es posible aprovechar su capital humano al máximo.

6. Capacidad de Planeación.

Las tareas a largo plazo o repetitivas suelen ser más comunes de lo que nos gutaría, sin embargo, un jefe con buena capacidad de planeación sabe utilizar los tiempos adecuados para llevarlas a cabo sin que retrasen las tareas urgentes. ¿Siempre le piden los mismos formatos en las mismas fechas? un buen jefe tiene en cuenta esto y se prepara con antelación para que “no le agarren las carreras”

7. Capacidad de Organización.

El jefe es el director técnico de la oficina, todos y todo debe estar en un lugar adecuado para que el “partido” diario se pueda ganar, un jefe organizado tendrá a la mano lo necesario para la realización de las labores encomendadas, además, el ambiente será agradable y sin necesidad de buscar dentro del caos.

8. Apertura al cambio.

No por que siempre se haya hecho así significa que está bien hecho, un jefe que permite el cambio dentro de su oficina permite la innovación y la flexibilidad en los procesos se abrirá a la mejora y la innovación tecnológica lo cual se reflejará en eficacia y eficiencia.

9. Conoce la importancia de la Capacitación.

El personal capacitado aporta a la organización y aquellos a quienes les interesa capacitarse son, usualmente, a los que les interesa el progreso, de modo que progresaran a la par de la empresa, además de traer a ella ideas innovadoras y nuevos conocimientos. Un jefe que está consciente de ello permitirá e impulsará a su recurso humano hacia el crecimiento.

10. Mantiene el balance.

Un jefe que mantiene el balance, comenzando por el balance entre SU vida profesional y personal, sabe mantener las riendas de las situaciones, además de permitir un sano balance a sus subordinados, un jefe “workaholic” o con poca capacidad de planeación exigirá y orillará a su recurso humano a seguirle el paso y ellos terminarán hastiados!

11. Respeta el tiempo de los trabajadores.

“¡¡De nuevo tenía un compromiso después de mi hora de oficina y no pude ir!!”

Todos en algún momento hemos tenido una emergencia laboral y nos hemos tenido que quedar hasta tarde, pero si esto se repite una y otra vez debido a que el jefe se empeña en pedirte algo “urgente” 5 minutos antes de tu hora de salida es por que algo no va bien.

12. Sabe fijar metas.

Un jefe que fija sus metas de acuerdo al modelo “Inteligente” (SMART por sus siglas en inglés) llegará mas rápido a sus objetivos que aquél que se deja “llevar por el viento”.

Para que esto suceda las metas deben cumplir con 5 requisitos básicos:

S – Specific (Especificas)
M – Measurable (Medibles)
A – Attainable (Alcanzables)
R – Risk (Conllevan riesgo)
T – Time Specific (Específicas en tiempo)

Por MomBita. Psicóloga, terapeuta, amante de la comunicación organizacional, mercadóloga a ratos, blogger en crecimiento y tallerista en busca de aprendizaje continuo. En Twitter @MomBita o en Facebook